9 Razones para ir Dos fotógrafos a una Boda

Tu boda es uno de esos días en los que no te gustaría que nada fallara, ¿verdad? A veces, cuando vas a contratar a uno u otro fotógrafo, hay cosas a las que a veces no se le prestan la atención necesaria y en la mayoría de ocasiones NO PASA NADA. Todo en esta vida es subjetivo y tiene la importancia que queramos darle, pero ya que estás gastando pasta en contratar un fotógrafo y seguro que estás invirtiendo mucho en esto, queremos que tengas en cuenta lo siguiente cuando se te plantee la duda de si contratar un fotógrafo o dos.

En este nuevo post hablaremos sobre 9 razones fundamentales por la cual debemos llevar dos fotógrafos a una boda.

©Gerardo Ojeda

©Gerardo Ojeda

1º MÁS FOTOS

Empezamos por lo básico, ok? Cada momento es irrepetible. Esa es nuestra base y debe ser la tuya (a no ser que estés pensando en casarte más veces, pero eso no es lo normal,…)

Es lógico. Con dos fotógrafos podremos tener más cantidad de fotos. Ecuación fácil y sencilla: dos suman más que uno y mientras uno aprieta el botón del disparador, tú puede que estés parpadeando/hablando/poniendo caretos que luego no te guste, así que si tienes doble oportunidad, mejor, no?

2º PERSPECTIVAS DIFERENTES

Cuatro ojos ven más que dos. A la hora de situar a dos fotógrafos en una boda, podremos captar momentos desde diferentes “puntos de vista”, lo que nos llevará a un trabajo mucho más limpio y otorgará mejores posibilidades. Contar la historia desde dos puntos diferentes es algo muy positivo, ya que nos dará un toque muy especial en nuestras fotos. Imagínate saliendo de la iglesia, ok? te va a encantar ver la cara de felicidad con la que los novios suelen salir de la ceremonia, pero… y lo ¿bonito que es verte agarrada de tu flamante esposo visto desde atrás? Esta foto te gustará tenerla.

3º CAPTAR TODOS LOS MOMENTOS

En las bodas, se suelen suceder muchas historias dentro de tu historia. Todos los invitados son susceptibles de tener algo que aportar y a veces, cuando hay muchos, es complicado estar en todas partes a no ser que tengas el don de la ubicuidad. Dos fotógrafos podrán abarcar TODA la boda, todo los momentos, sin dejar escapar ni el más mínimo detalle. No sólo aumentamos el número de cámaras en la boda, sino también el campo de visión.

@Aitor Audicana

@Aitor Audicana

4º EVITAR PROBLEMAS TÉCNICOS

Bien es sabido que tu fotógrafo ha de contar con al menos un equipo de repuesto por aquello de “No se me ha roto nunca la cámara… pero… y si sí…” Nunca sabemos lo que puede pasar; ya sabemos que el mundo de la fotografía es muy complejo. Por ello, para cubrirnos y tener un seguro de que “todo saldrá bien” (en la medida de lo posible), nuestro querido compañero -o compañera-, nos acompañará en la boda para evitar todo tipo de problemas técnicos, ya sea problemas con nuestras cámaras, con las tarjetas de memoria o cualquier imprevisto.

5º ENFERMEDAD O PROBLEMAS PERSONALES

¿Sabéis la historia del sandwich de atún? No voy a revelar el nombre de los fotógrafos, pero os contaré que uno de ellos tuvo que ser trasladado al hospital el día de la boda. No sólo se trata de problemas técnicos, sino también de problemas físicos y personales. A veces, una reacción alérgica inesperada puede dejar a una pareja sin fotos si te arriesgas a ir tú sólo.  Así, ante cualquier imprevisto, ya sea por salud, por problemas personales o por lo que sea, el segundo fotógrafo podrá sustituirnos.

6º ASEGURAR VS CREATIVIDAD

Tener en una boda dos fotógrafos con roles diferentes es sencillamente perfecto y mucho mejor si son intercambiables. Así, mientras un fotógrafo se dedica a “asegurar” esas fotos en los momentos más delicados e irrepetibles, el segundo fotógrafo puede dar un paso más allá y arriesgar, y dar rienda suelta a su creatividad. Somos seres humanos y somos conscientes de que trabajamos para que tengas los mejores recuerdos posibles, pero a veces, la presión de ciertos momentos de la boda nos coarta a la hora de arriesgar.

©Javi Collazo

©Javi Collazo

7º SLIDESHOW

Se trata de una práctica cada vez más extendida por los fotógrafos. El ‘slideshow’ consiste en enseñar las fotos que se han tomado durante la boda. Normalmente suele ser en el momento de la comida (ya sea cena o almuerzo), para hacer más amena la velada y que todos los invitados puedan disfrutar de esos momentos capturados. Esto, no se hace dándole a un botón, ok? Hay que descargar tarjetas, seleccionar fotos, editarlas, y prepararlas para que las veáis y lleva su tiempo. Durante este momento, en las bodas suelen pasar cosas como regalos a los padres, espontáneos diversos y cualquier cosa que no estuviera en el guión, así que un segundo fotógrafo atento, conseguirá captar esto mientras el otro sigue realizando el slideshow concentrado a tope para que le de tiempo!!

8º FLASH/LUZ

Ok, aquí tampoco os voy a contar el caso del fotógrafo que se olvidó el flash en casa y la celebración de la boda fue en una bodega prácticamente sin iluminación. Amigo… tú sabes quién eres y te sigo queriendo… pero si no llego a llevar mi flash… hubieras llorado un poco más de lo que lo hiciste.

Y es que uno de los elementos principales de la fotografía es la iluminación. Siendo dos fotógrafos reduciremos las posibilidades de que uno olvide parte del material, pero además, podremos contar con una persona que nos asista a la hora de colocar un flash fuera de cámara y que sepa dónde hay que colocarlo.

9º APARCAR

Esto parece obvio… claro… hay que aparcar, pues sales antes de casa de la novia y listo, ¿verdad? claaaaro….

Seguro que no ha sido la primera vez que algo inesperado como un accidente, todos los semáforos en rojo, un meteorito, o un lo que sea ha retrasado tu trayecto de casa de la novia a la ceremonia y al llegar, sorpresa!! no hay donde aparcar y tienes el coche de la novia detrás lista para bajarse y hacer su espectacular entrada. Yo no quiero decirle a la novia que no hay fotos de este momento porque estaba buscando aparcamiento, así que si contamos con un segundo fotógrafo, cualquiera de los dos puede dar un salto del coche (incluso en marcha) y coger este momento del padre ayudando a bajar.

@Veroa Fotografia

@Veroa Fotografia

Esperamos que entiendas tanto si te casas, como si vas a fotografiar una boda, la importancia de llevar un fiel escudero para que nos haga compañía, nos ayude y nuestro resultado sea como mínimo el doble mejor que si fuéramos solos.

Si se te ocurre alguna más, puedes dejarla en los comentarios.

 

4 thoughts on “9 Razones para ir Dos fotógrafos a una Boda

  1. Adrián stehlik on Responder

    Es un lindo artículo o nota para los fotógrafos inseguros o fotógrafos que quieren mostrar su “arte” pero asegurar la foto.
    En donde quedó la fotografía de autor?
    Si yo hoy quisiera una pintura para mi casa de algún pintor que me agrada, es obvio que me gustaría su mirada , aceptaría lo que pinta tal y como el lo hace.
    Pregunta : aceptaría que alguien en ese cuadro pinte y que no sea el?
    Aclaremos hay novios que buscan un fotógrafo y hay novios que buscan una mirada.

    1. Sergio M.Villar on Responder

      Cualquier artísta Adrián, incluso los más grandes: Da Vinci, Rafael, Miguel Angel, Goya tenían ayudantes que hacían parte de su trabajo (se que hablo de pintores y escultores, me da igual, es arte)
      Entiendo perféctamente lo que quieres decir, tu mirada es tu mirada, pero una cosa no quita la otra, pues los ayudantes de los que un artista se rodea se supone que deberían estar formados por el, y por tanto adquirir por lo menos “algo” de su visión o forma de hacer aunque evidentemente puedan no llegar a desarrollar su misma destreza, o en otros casos llegar a superarla.
      Por supuesto, cada uno elige como realiza su trabajo y hay que respetarlo, sea a una o a 7 cámaras. También es lógico que cada cual defienda lo que hace.
      Pero en el mundo del arte, los ayudantes siempre han existido, y en muchos de los los casos, le aportan un extra al conjunto de la obra final. Desde luego, es mi subjetiva opinión.
      Saludos 😉

Deja un comentario